El Club Deportivo Laudio pasa a manos chinas

El Club Deportivo Laudio, tras casi dos años liderado por una Junta Gestora que ha visto reducido su número hasta casi la mínima expresión y ante la falta de relevo por parte de la masa social rojiblanca, quiere comunicar a sus socios y aficionados el traspaso de poderes para que un grupo chino se haga cargo de la institución. Dicho traspaso se realizará a partir de junio de 2017, aunque desde ya se están llevando a cabo varias reuniones entre la actual Junta Gestora y el grupo chino para ir conociendo de primera mano las necesidades y la gestión diaria del club.

 

El mundo del fútbol está cambiando a pasos agigantados en los últimos años. Prueba de ello es el enorme crecimiento del potencial económico chino, que ha desembarcado en numerosos clubes del continente europeo y en todo tipo de competiciones. El Laudio no ha sido ajeno a este hecho y más aún dada su delicada situación en cuanto a la falta de relevo en la gestión. El grupo chino, dedicado a la alimentación y comandado por Shì-Wúgu ha decidido apostar por el Laudio, una vez conocido el pueblo y la historia de nuestro club. No olvidemos que durante 2017 se celebrará el 90 aniversario de la fundación de nuestro club. Sus intenciones iniciales pasan por crear una fuerte estructura de cantera, con lazos en China (llegarán varios futbolistas chinos), la creación de nuevas instalaciones y el asentamiento del primer equipo en una categoría acorde a la respuesta recibida por los socios rojiblancos. En este sentido, ya existen conversaciones con un particular y el Ayuntamiento de Laudio para la compra de unos terrenos anexos al campo de hockey de Gardea y de esta forma levantar un nuevo terreno de juego.

Creemos que esta decisión es la más correcta y apropiada para los intereses del Club Deportivo Laudio, dada la actual situación en la que se encuentra nuestro club. Garantiza una estabilidad para muchos años y dará un nuevo impulso al fútbol, no solo en nuestro pueblo, sino en toda la comarca y la provincia. ¡AUPA LAUDIO!